El riesgo de comprar chapado de oro en vez de oro puro

Numerosas veces encontramos piezas que aparentan ser de oro en distintos negocios. Es difícil identificarlas a primera vista si no se conoce la diferencia entre la elaboración de los artículos de oro y los artículos chapados o bañados en oro. Al usar un artículo chapado en oro, lo que realmente estamos usando es probablemente una pieza de cobre o de metal cubierta en una capa de oro. De igual forma sucede con lo bañado en oro, sólo que éste tiene menor grosor en las aplicaciones de capas de oro. Existen distintas pruebas que se realizan para identificar si un producto es realmente de oro puro. Por ejemplo, hay pruebas caseras con limón, con bicarbonato e incluso con vinagre.

La desventaja de usar piezas chapadas es que se pueden despintar y con el tiempo se muestra su verdadero material. Las piezas chapadas se despintan conforme se exponen al sudor, a un baño, al agua de mar y a los roces. También es una realidad que constantemente estamos expuestos a químicos, como el maquillaje, las cremas y el perfume. Es por ello que el cuidado de estas piezas es más delicado. Se estima que el chapado de oro dura alrededor de dos años, pero es posible que esto varíe dependiendo del cuidado.